El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

La Policía brasileña y la CBF se lanzan acusaciones por los incidentes en el Brasil-Argentina

Publicado:
Entre los motivos de disputa figura la planificación previa del evento y la venta de entradas sin delimitar espacios en los sectores de gradas para los aficionados.
La Policía brasileña y la CBF se lanzan acusaciones por los incidentes en el Brasil-Argentina

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y la Policía Militar de Río de Janeiro se han lanzado mutuamente acusaciones por los hechos violentos registrados en el partido disputado este martes, 21 de noviembre, entre las selecciones de Argentina y Brasil en el estadio Maracaná.

En el clásico de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de 2026, simpatizantes argentinos y brasileños se enfrentaron a golpes en las tribunas cuando se interpretaban los himnos, y varios hinchas visitantes fueron reprimidos por la Policía, lo que obligó a demorar el partido.

Al menos dos aficionados tuvieron que ser hospitalizados con contusiones en la cabeza y 13 personas fueron detenidas, cuatro brasileñas y nueve argentinas.

Tras los sucesos, la CBF emitió un comunicado en el que señala que notificó todos los detalles referentes a la seguridad del partido con anterioridad y que los planes "fueron aprobados sin reservas ni recomendaciones por parte de las autoridades".

"La organización y planificación del partido fueron realizadas cuidadosa y estratégicamente por la CBF, en conjunto y en constante diálogo con todos los órganos públicos competentes, especialmente la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro", indica.

Por su parte, la Policía expresa en otro comunicado que en eventos privados, como el partido del martes, "la legislación determina que toda la organización es responsabilidad de los promotores involucrados" y que, por lo tanto, —agrega— "la seguridad de las gradas estuvo a cargo de una empresa especializada contratada por la CBF".

La institución sostiene que los uniformados actuaron "dentro del protocolo operativo de la corporación, adoptando la técnica del uso progresivo de la fuerza para evitar mayores daños, con el objetivo de estabilizar el escenario".

Compartir tribuna

Además, la Policía menciona que solo supieron que los aficionados de las dos selecciones compartirían tribunas el pasado jueves, 16 de noviembre, cuando "ya se habían vendido todas las entradas".

"Siguiendo sus propios protocolos, la CBF tomó la decisión de liberar la venta de entradas sin criterios de cupo para los aficionados de ambos países y, lo que es más grave, no delimitar espacios en los sectores de gradas para cada aficionado, práctica utilizada con éxito en recintos deportivos del estado de Río de Janeiro", explica la Policía.

Sin embargo, la CBF señaló sobre esta cuestión que, por norma de la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en los partidos entre selecciones no hay divisiones en las tribunas para los aficionados, en referencia a eliminatorias mundialistas, así como en el propio Mundial o en la Copa América.

El organismo sostiene que esto "siempre fue de conocimiento de la Policía y de las demás autoridades públicas" y recuerda que otros partidos entre Brasil y Argentina, incluso con mayor atractivo, como la semifinal de la Copa América 2019, también se jugaron con afición mixta.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7