El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

La princesa Leonor de España jura la Constitución con la ausencia de los partidos nacionalistas

Publicado:
La sucesora de Felipe VI es la protagonista de un acto que reúne a todos los poderes del Estado de España en el Congreso de los Diputados.
La princesa Leonor de España jura la Constitución con la ausencia de los partidos nacionalistas

Leonor de Borbón, princesa de Asturias y heredera al trono de España, cumple 18 años este martes y asiste a la jura de la Constitución española en el Congreso de los Diputados, algo que debe hacer al alcanzar la mayoría de edad, según establece la propia Carta Magna.

Las calles de Madrid contemplan una de las estampas típicas que protagonizan las monarquías europeas, con las vías públicas engalanadas y con multitud de público abarrotando los aledaños de la Cámara Baja y los principales puntos de la capital de España, como la madrileña Puerta del Sol, donde está establecida una de las pantallas gigantes para seguir el evento.

Al cumplir los 18 años, la princesa Leonor está en condiciones de reinar plenamente, en el caso de que faltara su padre, sin la necesidad de la regencia de su madre, la reina Letizia, u otro tutor.

Ceremonia institucional

Para esta ocasión, que solo tiene un precedente con la jura de la Constitución del actual monarca Felipe VI, hace 37 años, el Hemiciclo ha sufrido una transformación que ha llevado cinco días.

Los 350 escaños se han convertido en 600 sillas para acoger, además de a los diputados, a los senadores, los miembros del Gobierno en funciones, los presidentes de las Comunidades Autónomas y otros altos cargos institucionales.

El acto comenzó con la llegada de la Familia Real a la Carrera de San Jerónimo, vía céntrica de Madrid donde se encuentra situado el Congreso, después de haber recorrido en dos vehículos Rolls Royce algunas de las principales calles de la ciudad. En uno se han trasladado el rey Felipe VI y su esposa, la reina Letizia, y en el otro la princesa Leonor y su hermana, la infanta Sofía.

La comitiva real ha sido recibida en la Puerta de los Leones por los presidentes del Congreso y del Senado, Francina Armengol y Pedro Rollán, respectivamente. Después han accedido al interior de la Cámara Baja, donde han saludado a los presidentes del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial.

Antes, frente a la escalinata que da acceso al Hemiciclo, han sido recibidos por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante general Teodoro López Calderón. Felipe VI ha pasado revista a un batallón de honores de las Fuerzas Armadas, compuesto por integrantes de cuatro compañías de los Ejércitos de Tierra y Aire, Armada y Guardia Civil.

En el Hemiciclo, la sesión comenzó con el himno de España y el discurso de Armengol. A continuación, la princesa Leonor realizó el juramento por el que se compromete a respetar y hacer respetar la Constitución y a guardar lealtad al rey, tras lo cual ha sido condecorada con las medallas del Congreso y del Senado y ha inaugurado con su firma la segunda edición del libro de honor.

La fórmula utilizada por la princesa es la misma empleada por su padre hace casi 38 años: "Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas y fidelidad al rey". Además, lo ha hecho sobre el mismo ejemplar original de la Constitución utilizado por Felipe VI.

Aires de evento histórico

A partir de este martes, Leonor de Borbón jugará un papel institucional cada vez más importante, estará facultada para representar a España a nivel internacional y su padre, el rey Felipe VI, podrá delegar en ella ciertos actos.

La relevancia del evento se puede observar en una multitud de detalles, desde el enorme dispositivo policial, que cuenta con alrededor de 900 agentes, hasta el engalanamiento del Congreso de los Diputados, con alfombras y tapices centenarios, o el reparto a la ciudadanía de banderas de España y pastelitos.

Además, en el momento de la jura los madrileños han escuchado una salva de 19 cañonazos disparada por la Sección de Honores de la Batería Real, en la cercana explanada de la catedral de la Almudena.

Al salir de la Cámara Baja, la Familia Real ha contemplado el desfile de las cuatro compañías de los Ejércitos de Tierra, Aire, Armada y Guardia Civil, a tenor de que Leonor cuando acceda a la Jefatura de Estado también será capitana general de las Fuerzas Armadas.

Después, la comitiva Real se traslada al Palacio Real, donde Leonor de Borbón recibirá el Gran Collar de la Orden de Carlos III, concedida por el Gobierno, momento en que la princesa dará un breve discurso.

A continuación se ofrece un almuerzo oficial, que será la conclusión de la celebración pública. Por la tarde, la Familia Real realizará una celebración privada en el Palacio de El Pardo, con la asistencia de otros miembros de la familia Borbón y de la familia Ortiz.

18 años en pocas imágenes

Leonor de Borbón nació el 31 de diciembre de 2005, un año y medio después de la multitudinaria boda real que protagonizaron sus padres. 

Desde entonces, Felipe VI y Letizia han sido muy celosos de la intimidad de su hija y la ciudadanía española la ha visto crecer tan solo a través de unas pocas instantáneas e imágenes.

De ella, se sabe que habla inglés, francés, catalán y algo de árabe, que es aficionada al ballet y que es zurda.

Estudió en el colegio Santa María de los Rosales, el mismo al que asistió su padre. Con 12 años hizo su primera intervención institucional y con 13 años pronunció su primer discurso en los premios que llevan su nombre, el mismo año que su padre le impuso el Toisón de Oro.

A los 16 se fue a estudiar a un internado en Gales, época de la que solo han trascendido unas pocas fotografías. Tras la finalización de esos estudios y su vuelta a España, el pasado agosto, comenzó en Zaragoza su formación militar y el 7 de este mes juró la bandera española.

Nueva etapa en la monarquía española

La princesa Leonor representa una nueva etapa en la monarquía española. Un camino que ya comenzó su padre con el distanciamiento del rey emérito, Juan Carlos I de Borbón, que no está invitado a los actos oficiales de esta jornada.

La Corona española vivió unos años de crisis y de baja estima de la ciudadanía española cuando se empezaron a desvelar en la prensa algunos comportamientos del Juan Carlos I, desde el origen desconocido y presuntamente ilegal de su fortuna, hasta otros escándalos relacionados con su vida privada y sentimental.

Sin embargo, parece que la imagen de Leonor no se ha visto arrastrada por esa losa y que su persona despierta curiosidad e incluso admiración. Su cara se puede ver ahora en multitud de objetos de mercadeo, como imanes, tazas y otros recuerdos destinados a turistas y autóctonos.

Sin embargo, en el ámbito privado, su polémico abuelo sí estará presente, ya que participará en la celebración de esta tarde en El Pardo, tras haberse trasladado desde Abu Dabi, donde se expatrió en 2020 después del estallido de numerosos escándalos.

Ausencias destacadas

Al Congreso de los Diputados han asistido esta jornada las más altas personalidades de las instituciones del Estado, además de otros invitados, así como miembros de la sociedad civil como jóvenes de entre 18 y 28 años de ámbitos como la cultura, la educación, la gastronomía, la defensa o la justicia.

Sin embargo, son destacadas un buen puñado de ausencias. Todos los partidos nacionalistas, de los que depende que tenga éxito la futura sesión de investidura a la que se presentará el líder socialista Pedro Sánchez, han rechazado participar en el acto.

No han asistido representantes de Junts per Catalunya, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), del Partido Nacionalista Vasco (PNV), de EH Bildu y del Bloque Nacionalista Galego (BNG). Tampoco han estado presentes el presidente de Cataluña ni el del País Vasco.

Por parte de Sumar, formación con la que el Partido Socialista acaba de firmar un acuerdo para un futuro Gobierno de coalición si la investidura de Sánchez prospera, tan solo ha tenido una representación institucional integrada por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz, la portavoz Marta Lois, y la vicepresidenta tercera de la Mesa del Congreso, Esther Gil de Reboleño.

Tampoco han participado tres miembros del Gobierno en funciones: las dos ministras de Podemos, Irene Montero, titular de Igualdad, e Ione Belarra, titular de Derechos Sociales, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida.

Todas estas ausencias tratan de mostrar su desacuerdo con la institución de la Monarquía y su apuesta ideológica por la instauración de una República.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7