Actualidad

Lo que se sabe de la renuncia del ministro de Seguridad de la Presidencia de Brasil

Publicado:
El funcionario dimitió luego de que salieran a la luz pública imágenes en las que aparece junto a invasores del Palacio del Planalto, el pasado 8 de enero.

El ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de Brasil, Marco Edson Gonçalves Dias, presentó la renuncia a su cargo el miércoles, decisión que fue aceptada por el mandatario, Luiz Inácio Lula da Silva.

Gonçalves, quien estuvo tres meses y 18 días en el cargo, dimitió luego de que se divulgaran imágenes en las que aparece junto a invasores en el Palacio del Planalto, sede del Ejecutivo brasileño, en el momento del asalto a las sedes de los tres poderes el pasado 8 de enero.

En las imágenes, que fueron difundidas por CNN Brasil, primero se muestra a un presunto miembro del Gabinete de Seguridad Institucional, quien, según la televisora, sería un capitán, caminando cerca de los invasores, a quienes incluso les da la mano. Otro empleado de la misma oficina entrega agua a los vándalos.

Asimismo, se ve a Gonçalves caminando solo e intentando abrir algunas puertas. Luego se dirige por el pasillo y entra en la oficina presidencial. Minutos después, el ahora exministro acompaña los invasores y parece indicarles la ubicación de las escaleras del edificio. Después aparecen otros miembros de la institución y ayudan con la orientación.

Aclaratoria

Después de divulgarse las imágenes, el Gabinete de Seguridad Institucional publicó una nota para esclarecer los hechos ocurridos el 8 de enero.

"Las imágenes muestran la actuación de los agentes de seguridad que, en un principio, tenía como objetivo desalojar los pisos tercero y cuatro del Palacio del Planalto, concentrando a los manifestantes en el segundo piso", donde "fue posible detenerlos", dice el comunicado.

Asimismo, señala que la conducta de los agentes públicos del Gabinete de Seguridad Institucional está siendo investigada por la institución y si se comprueba alguna actuación irregular serán sancionados.

La Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia también publicó un comunicado en el que señala que los actos del 8 de enero se dieron contra un Gobierno que estaba recién juramentado, tomando en cuenta que Luiz Inácio Lula da Silva había asumido la Presidencia una semana antes; por lo tanto, indicaron que aún quedaban "muchos equipos de la Administración anterior", entre ellos del Gabinete de Seguridad Institucional, "que fueron retirados en la días posteriores al episodio".

Además, el texto señala que la participación de militares en los actos golpistas está siendo investigada por la Corte Suprema desde el 27 de febrero. "Ya se han escuchado 81 militares", incluso del Gabinete de Seguridad Institucional, detalla.

"La orientación del Gobierno sigue siendo la misma: no habrá impunidad para los implicados en los hechos delictivos del 8 de enero", añade.

Orden judicial

Después de la renuncia de Gonçalves, el juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Alexandre de Moraes, determinó que la Policía Federal escuche, en un plazo de 48 horas, al ahora exministro, reseñó G1.

Asimismo, ordenó que el nuevo titular interino del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia, Ricardo Cappelli, informe al STF sobre la identificación de todos los funcionarios y militares que aparecen en las imágenes.

De Moraes también pidió al Gobierno informar si cumplió a cabalidad con dos decisiones previas firmadas por él, en las que ordenaba obtener imágenes de "todas las cámaras del Distrito Federal" y escuchar a todos los involucrados en la contención de los hechos.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7