Actualidad

Un ambicioso centro nuclear ruso-boliviano ofrece nuevas tecnologías y potencia el desarrollo local

Publicado:
Según los partidarios del proyecto, a los beneficios en infraestructura para las zonas vecinas, se suma el impacto positivo que tendrá para el pueblo boliviano, tanto en el ámbito agrícola como en el médico.

En la ciudad boliviana de El Alto, las instalaciones del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear (CIDTN) ya funcionan en modo de prueba.

Entre la población local hay tanto partidarios como detractores del proyecto conjunto de la empresa rusa de tecnología nuclear Rosatom y la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), que incluye varios centros y complejos destinados a desarrollar el sector médico, agrícola y de investigación científica.

Según dijo a nuestro equipo el residente local Juan Adolfo Colque Paty, él y sus vecinos tuvieron que explicar a la comunidad el verdadero objetivo del proyecto y luchar contra una campaña de noticias falsas. "Muchos lo satanizaban indicando que esta construcción iba a traer tal vez algunas cosas de discapacidad. No sé, gente que va a salir con dos cabezas y toda esta situación. Pero no, esto es un centro de investigación. El término mismo lo dice, que es de investigación, y lo han confundido. Mucha gente no ha querido que progrese este sector", dijo.

Los partidarios del proyecto creen que, además de los beneficios en infraestructura que aportará a las zonas vecinas, el proyecto tendrá un impacto positivo para el pueblo boliviano. Por ejemplo, el Centro de Irradiación Polivalente (MIRC), que es capaz de tratar más de 70 toneladas de producción agrícola al día, ayudará a prolongar la vida útil de estos productos.

"Van a pasar por ahí en la maquinita y posteriormente esto se puede exportar a Rusia, Estados Unidos, América Latina, Europa y etcétera, etcétera. Entonces eso nos va a generar ingresos económicos además, para que podamos seguir apostando en la producción y en la exportación", dijo la senadora Virginia Velazco.

Asimismo, en las próximas semanas otra instalación, el Complejo Ciclotrón-Radiofarmacia y Preclínica (CCRP), iniciará la producción de fármacos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, y la mayoría de su personal serán empleados locales. 

La operación de prueba de las primeras instalaciones industriales del CIDTN, que por su parte incluye un reactor nuclear ubicado a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, fue puesta en marcha el 5 de agosto. Hasta la fecha se han completado las primeras dos etapas de construcción, mientras que se continúan los trabajos en la tercera y la cuarta etapa, que incluyen el complejo de reactores y los edificios de laboratorios. Se espera que todos los trabajos estén terminados en tres años.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7